eM'App

Derechos humanos: Cerca de mil ONG saharauis saludan un espacio de libertad regido por un marco institucional y legal creíble

Rédigé le 24/07/2020
MAP

Rabat - Unas 925 ONG saharauis dedicadas a los derechos humanos y al desarrollo en el Sáhara marroquí subrayaron el "carácter normal" de la situación de los derechos humanos en las provincias del sur, y saludaron "un espacio de libertad" regido por un marco institucional y jurídico evolutivo y creíble.

"Como organizaciones saharauis que operan libremente en su suelo y en su país, Marruecos, destacamos el carácter normal de la situación de los derechos humanos en el Sáhara marroquí", afirmaron las ONG en una carta dirigida a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michel Bachelet.

"Lo cierto es que estamos trabajando en un contexto prometedor y evolutivo, y que también disponemos de un espacio de libertad regido por un marco jurídico e institucional evolutivo y creíble", agregaron.

Estas 925 organizaciones de defensa de derechos humanos subrayaron que están comprometidas en una interacción estrecha y constructiva con el Consejo Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en su calidad de institución nacional que cumple plenamente los Principios de París y que dispone de comisiones regionales que operan sobre el terreno.

En efecto, el CNDH y sus antenas regionales "acompañan y apoyan nuestra labor para promover el disfrute de todos los ciudadanos de sus derechos", explicaron, resaltando la positiva interacción con sus responsables nacionales, locales y regionales y su sincera voluntad de promover y proteger los derechos humanos.

Sin embargo, denunciaron la adopción por parte del "polisario", al igual que su patrocinador argelino, de un enfoque contradictorio sobre la cuestión de los derechos humanos, que utilizan con fines políticos y sólo ven en ella un instrumento de propaganda y de presión para promover su proyecto separatista.

Al difundir un discurso de propaganda ofensiva contra Marruecos y al promover falsas alegaciones sobre la situación de los derechos humanos en el Sáhara marroquí, el "polisario" y Argel se abstienen paradójicamente de proporcionar los datos más básicos sobre la situación de los derechos humanos en los campamentos de Tinduf.

"¿Hay que creer que Argelia y el polisario son más conscientes de la situación de los derechos humanos en el Sáhara marroquí que nosotros, las ONG que trabajamos sobre el terreno y vivimos con la población saharaui? ¿Es razonable aceptar, a cambio, el disfrute de la población detenida en los campamentos de Tinduf de todos sus derechos y libertades?, se preguntan.

Las ONG saharauis señalaron que "todos estos elementos son pruebas irrefutables de que la actitud de Argelia y el polisario en cuanto a la cuestión de los derechos humanos está motivada principalmente por consideraciones de propaganda y de presión política en el contexto del conflicto regional en torno al Sáhara marroquí".

Asimismo, la carta lamenta que las otras partes en el conflicto "no duden en multiplicar los intentos de desestabilizar nuestras provincias del sur manipulando a algunos de nuestros jóvenes para que se enfrenten violentamente a las fuerzas de seguridad, y se utilicen en sórdidas campañas mediáticas que explotan la libertad de expresión y de movimiento dentro y fuera del país -sin ningún obstáculo- de la que disfrutan todos los saharauis en su país, Marruecos".

Estas ONG llamaron también la atención de la Alta Comisionada sobre el hecho de que ella misma se había reunido con partidarios del "polisario" que viajan con pasaportes marroquíes a Ginebra, donde organizan sus actividades hostiles contra el Reino antes de regresar al territorio nacional sin ningún tipo de acoso.

En este contexto, se preguntan “¿cuántos oponentes del interior de los campamentos de Tinduf tuvieron la oportunidad de reunirse con usted y luego regresar a los campamentos?”.

También recordaron que en julio de 2018 el Comité de Derechos Humanos había expresado su preocupación por el incumplimiento por parte de Argelia de sus obligaciones y responsabilidades de conformidad con las exigencias de los derechos humanos internacionales y del derecho internacional humanitario, al poner sus poderes judiciales en manos del polisario.

El Consejo de Derechos Humanos (CDH) expresó también su preocupación por la incapacidad de las víctimas saharauis de las violaciones de los derechos humanos en los campamentos de Tinduf para acceder a los recursos y a la justicia ante los tribunales del Estado parte, agregó la carta.

Las ONG calificaron de "anomalía" el hecho de mantener aislados a miles de personas del mundo exterior durante más de 45 años, lamentando que las personas secuestradas en los campamentos de Tinduf queden a merced de un actor no gubernamental que ejerce su control sobre ellas con total impunidad, a través de milicias armadas que cometen todo tipo de violaciones de los derechos humanos contra una población "vulnerable y atrapada en tierra de nadie".

La carta señala que los testimonios de los supervivientes saharauis informan de miles de víctimas de ejecuciones sumarias y extrajudiciales, detenciones arbitrarias y desapariciones forzadas, torturas y violaciones, que afectaron a hombres, mujeres e incluso niños por parte de las milicias separatistas.

Las organizaciones de defensa de los derechos humanos consideraron que los pretextos aducidos por Argelia para justificar la renuncia ilegal a su jurisdicción son "jurídica y moralmente inaceptables", dado que la responsabilidad de garantizar el respeto y la protección de los derechos humanos incumbe, de conformidad con el derecho internacional, al Estado parte y no a los actores no estatales.

Por otra parte, recordaron que ningún titular de un mandato de los procedimientos especiales que haya visitado Argelia había visitado anteriormente los campamentos, cuyo acceso se impide a las organizaciones internacionales independientes. "Sólo las que toman posiciones a favor de Argelia y el polisario están autorizadas a visitar los campamentos", dijeron.

También subrayaron que "la verdad sobre el terreno no puede medirse por la amplitud de la propaganda o por la proliferación de las alegaciones que se promueven en los mecanismos internacionales de derechos humanos con el fin de influir o, más bien, engañar a la opinión pública".

En conclusión, estas ONG saharauis reiteraron su pleno apoyo a la propuesta de autonomía presentada por Marruecos "como solución susceptible de poner fin a este conflicto artificial entre hermanos y de garantizar nuestra dignidad y libertad", y pidieron a la Alta Comisionada que comunique sus observaciones al CDH y al SG de la ONU.