eM'App

Curva del COVID-19 sigue disparada en Argelia, que marca nuevo récord diario

Rédigé le 27/07/2020
EFE

Argel - La curva de contagios prosigue con su acelerada subida en Argelia, que este fin de semana volvió a batir su récord diario de contagios con 675 nuevos positivos, informó hoy el Gobierno. 

Una cifra preocupante en el país norteafricano si se suma además a la carencia de camas y otros recursos hospitalarios y la falta de test PCR, que se han acabado en el país. 

Según Djamel Foutar, presidente del comité de diagnóstico y seguimiento de la pandemia del COVID-19, el número de muertes en las últimas 24 horas se elevó igualmente a 12, con lo que la cifra total de contagiados desde que existen los registros se situó en 26.159 y el fallecidos en 1.136, mientras que otros 17.693 superaron la enfermedad. 

Los contagios se mantienen en el entorno de los 600 desde hace más de una semana pese a que el gobierno decidió el pasado viernes extender diez días más las medidas de confinamiento parcial en 29 provincias, incluida la capital, Argel. 

También endureció la prohibición de todos los desplazamientos de población entre las provincias y en las zonas urbanas decretada hace quince días. 

La situación es muy crítica en todo el país, no solo por el aumento de los casos diarios -que se han disparado de 400 a casi 600 en la última semana-, si no por la falta de camas y recursos en la mayoría de los hospitales, especialmente en el sur, donde además empiezan a ser habituales las agresiones físicas y verbales al personal médico. 

Las autoridades achacan la escalada de los contagios desde que hace un mes comenzara el desconfinamiento a la "relajación y la falta de respeto de las medidas de precaución, como el uso de mascarillas" pero evitan cualquier referencia a la precaria sanidad argelina, considerada una de las mas deficientes del norte de África. 

“El estado de contagio sigue siendo alto. Esto explica por qué hay más y más contaminaciones todos los días. La epidemia está en todas partes grave y activa", advirtió la semana pasada el profesor Ryad Mehyaoui, miembro del comité científico a cargo de vigilar la pandemia en el país. 

“Los pacientes que entrevistamos no pueden decirnos cuándo y dónde fueron infectados. Esto significa que el virus está en silencio, que aprovecha la más mínima relajación para atacarlos", agregó el doctor antes de insistir en que todos deben ser más estricto con medidas de prevención con el distanciamiento social, el uso de mascarillas e higiene de manos. 

En este contexto, Mehyaoui advirtió del alto riesgo de que los contagios se descontrolen y marquen nuevos y peligrosos récords durante la fiesta del Eid al Adha, el próximo viernes, la más importante del calendario lunar musulmán y durante la que por tradición las familias se reúnen para sacrificar un cordero. 

"Depende de los argelinos que realicen el ritual el sacrificio de aplicar rigurosamente medidas de barrera evitando reagrupaciones y visitas", explicó e declaraciones difundidas por la prensa digital.